El pasado jueves 7 de febrero, la Asociación Andaluza  Proyecto Hombre,  presentó en ASEPEYO el Plan de Prevención en drogodependencia en las empresas.  Nuestra propuesta de trabajo en el ámbito laboral, va dirigida a la información y formación como primer elemento de sensibilización y, posteriormente a asesorar y colaborar con la empresa en la elaboración de su propio  Plan de Prevención de los consumos de sustancias psicoactivas.

El diseño e implantación de un Plan de Prevención en drogodependencias en las empresas, es la vía de actuación más adecuada y su elaboración ha de realizarse con las aportaciones y el compromiso de las partes sociales implicadas, aplicando soluciones que no estigmatizan a las personas y por el contrario, generan cauces creativos para el diseño de buenas prácticas.

El hecho de estar adaptados a la realidad de cada organización, permite asesorar y capacitar respecto de la forma y método de actuación ante situaciones en las que el problema de las adicciones requiera ser abordado, identificando las situaciones de riesgo y estableciendo medidas preventivas. Todo ello, dentro del marco del Plan de Prevención de Riesgos Laborales, vigente en cada entidad,  tal y como ya hemos indicado anteriormente.

Este proceso de Elaboración e Implantación, es un tarea más compleja que requieren del trabajo de forma conjunta y consensuada entre, la dirección de la empresa, comité de empresa, comité de seguridad y salud, servicio de prevención,  responsables de recursos humanos, conjunto de los/as trabajadores, mutuas de accidentes y entidades de prevención de riesgos laborales en el trabajo y enfermedades profesionales  y coordinados por el personal técnico en prevención de Proyecto Hombre.

 

De forma general, las claves estratégicas más importantes para una prevención eficaz, son las siguientes:

  • Promover la PARTICIPACIÓN de todos los agentes implicados.
  • Partir de las PECULIARIDADES CONCRETAS de cada empresa
  • INTEGRAR el programa en las políticas generales de salud y seguridad laboral.
  • Promover la PREVENCIÓN y la intervención CENTRADA EN LA PERSONA.
  • Intervenir desde una PERSPECTIVA GLOBAL.
  • Consensuar y ratificar un MARCO NORMATIVO razonable.
  • Atender y respetar la Legislación Vigente.